Por la defensa de los animales.

Por la defensa de los animales.

“La grandeza de una nación se mide por la forma en que se tratan los animales” (Mahatma Ghandi).

Hemos avanzado en los últimos años con seguridad en muchos temas, en ciencia, en tecnología, en derechos de los niños (as) adolescentes, adulto mayor, etc.,

Liliana Rendón

Liliana Rendón

pero hay un tema lastimoso que preocupa por su cruel ocurrencia y es el caso de los animales de circo, donde muchas especies como chimpancés, tigres, elefantes, monos, osos, leoneso caballos, son secuestrados, arrebatados de sus manadas, de su hábitat para brindarnos diversión a causa de su dolor.

Cursa en el senado de la Republica una iniciativa de protección a nuestros animales, para detener los abusos que contra ellos se cometen la cual apoyo en su totalidad, pues como Senadora Próvida, estoy comprometida totalmente con las causas  de la dignidad humana, del hombre y quienes le rodean, como un valor de respeto básico para la convivencia social.

Desde el momento en que los animales son capturados, se les aparta de su hábitat y son sometidos a castigos permanentes para poder obtener el número, el acto, la diversión o la presentación que el circo requiere.

Se vuelven entonces nuestros animales esclavos, payasos y presos. Su tortura y sufrimiento, los latigazos, los encierros, las descargas eléctricas, los golpes, la soledad y quizá la droga son métodos utilizados para que nos puedan divertir.

Estas especies, no tienen que pasar la vida en una prisión. El encierro les provoca daño físico y psicológico, sufren de estrés por ello muchas veces atacan a sus entrenadores, a veces están mal nutridos y ni siquiera cuentan con la asistencia veterinaria requerida.

Tomemos conciencia que el entretenimiento no puede estar cimentado en el sufrimiento o abuso con nuestros animales, que la superioridad nuestra debe ser el uso de la razón para la proteccióny conservación de sus especies.

El ser humano es infinitamente creativo y puede realizar actos esplendidos para divertir sin el sufrimiento de animales inocentes, sin poner en riesgo la seguridad pública que se puede ver afectada por algún incidente,  enviando claros mensajes de educación ambiental y cumpliendo nuestras leyes en la protección de nuestros recursos.